Comandos del O.P.L.A.: justicia popular en la Grecia ocupada.

1

O.P.L.A. (Grupo de Combate de Protección Popular) cuyo acrónimo en griego significa ¨armas¨, fue una división especial que formaba parte del EAM (Frente de Liberación Nacional) dirigido por el Partido Comunista Griego, que cumpliría un importante papel dentro de la Resistencia, primero durante la ocupación nazi alemana  y  posteriormente en la guerra civil contra los derechistas monárquicos y las tropas británicas del borracho asesino de Churchill. Su función principal era la de servir como fuerzas de seguridad y  auto defensa para los miembros del Frente de Liberación Nacional, ante los ataques de organizaciones terroristas de la extrema derecha griega, la policía, la gendarmería, la gestapo alemana y los ¨Batallones de Seguridad¨, un cuerpo de voluntarios anticomunista del gobierno títere griego, financiado por latifundistas y grandes propietarios.

opla_teliko_page1_image2 (1).jpg
Militantes del OPLA

Otras funciones del OPLA serían la obtención de información de Inteligencia, mediante el espionaje y la observación metódica y detallada de los movimientos y costumbres de los ocupantes y colaboracionistas locales, y también la ejecución de operaciones especiales de eliminación de objetivos. El OPLA tenía una actividad esencialmente urbana, especialmente fuertes en la ciudad de Tesalónica. Contaban con una amplia red de casas de seguridad, para esconder personal, depósitos de armas y explosivos, y ¨buzones¨ donde recoger información u órdenes depositadas por enlaces, también disponían de informadores infiltrados en casi todas las esferas de la sociedad griega. Las secciones de Inteligencia y de Operaciones Especiales del OPLA se dividían en pequeñas células autónomas, cada miembro sabía lo justo sobre la organización conociendo únicamente a su reclutador y dos miembros mas para evitar problemas de infiltración y delación, los objetivos eran decididos por la dirección del Frente de Liberación Nacional (EAM) y del Ejército de Liberación del Pueblo Griego (ELAS), en base a la recopilación de información y las decisiones de los tribunales populares establecidos en las zonas liberadas. Los miembros del OPLA eran seleccionados entre los mas decididos y de mayor confianza constituyendo una fuerza de élite, debían adoptar medidas de seguridad personal como cambiar con frecuencia el lugar para dormir o comer, y modificar el aspecto y vestimenta, incluyendo el uso de disfraces.

dsc02516dsc02500image096

El símbolo del OPLA fue un reloj cuyas manecillas se acercaban a las 12, lo que indicaba el tiempo de vida que les quedaba a traidores y colaboracionistas del enemigo.

La organización llevó a cabo numerosas acciones de castigo, sobre todo contra miembros de los Batallones de Seguridad, una unidad especialmente odiada por el pueblo por el extenso currículum de crímenes que acumulaban, acostumbrados a dejar colgados los cuerpos de los ejecutados en medio de las calles para atemorizar a la población. Otras famosas acciones del OPLA serían las ejecuciones de los ministros de Trabajo y de Justicia, y la de un conocido jefe de la policía, colaborador de la gestapo y aficionado a las torturas, en esa operación un militante del OPLA se haría pasar por vagabundo, observando los horarios, movimientos, gustos y lugares que el torturador frecuentaba a diario, gracias a ello se localizaría una peluquería a la que el policía era asiduo, días después el ¨vagabundo¨ reduciría al peluquero, maniatándolo y escondiéndolo en una habitación, le quitaría la ropa y se haría pasar por un ayudante, cuando el policía llegó para recibir su cotidiano afeitado el ¨ayudante de peluquero¨ le cortó el cuello con una navaja barbera al tiempo que le susurraba al oído: ¨cierra los ojos y reza bastardo, el OPLA en nombre del pueblo griego te sentencia a muerte por tu traición¨, mientras el torturador agonizaba el ¨ayudante de peluquero¨ cantaba a pleno pulmón la ópera de Fígaro para que los escoltas del jefe de policía que le esperaban en el coche no sospecharan nada, huyendo posteriormente de la peluquería antes de que se percataran de la ejecución.

El OPLA también llevaría a cabo misiones de liberación de prisioneros, ataques con granadas contra cafeterías y teatros frecuentados por policías, o la colocación de explosivos en edificios del gobierno infiltrándose a través de la red de alcantarillado.

Durante el final de la guerra civil la actividad del OPLA decaería debido al cese de la ayuda soviética que pactó con el imperialismo británico retirar al ejército rojo situado a pocos kilómetros de la frontera griega, a cambio de conservar su influencia en los países de la Europa oriental, presionando para que se pusiera fin a la lucha en Grecia. La dirección del Partido Comunista Griego aceptaría esas directrices provocando el descontento de buena parte de la Resistencia que quería continuar con la lucha armada, y consideraba esos pactos como una traición. La ruptura del apoyo de Yugoslavia, que cerraría su frontera (retaguardia con numerosos campamentos de la guerrilla), y el sólido apoyo británico y norteamericano a las fuerzas monárquicas, acabaría asestando duros golpes, que culminarían con la retirada de las últimas unidades de partisanos cruzando a Albania, y una dura represión contra los que no pudieron huir, que acabarían ejecutados o en campos de concentración custodiados por británicos y ex colaboracionistas fascistas griegos, rehabilitados y excarcelados vergonzosamente por EEUU e Inglaterra tras la expulsión de los alemanes, para seguir asumiendo labores represivas y criminales.

 

Referencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s